La montaña que tenemos en la geografía española es para disfrutarla y sentirla, no creo que exista una actividad tan gratificante como una ascensión bajo las estrellas para vivir un amanecer en un lugar único y solitario.

En esta ocasión ascendimos a la cima de Garmo Negro, uno de los clásicos de la cordillera, para disfrutar de un momento que quedará grabado en nuestras mentes probablemente para siempre.

Como guía es un placer enseñar estos lugares, no dudes en acompañarme.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »